TIMP permite introducir el IRPF en cada una de las cuotas y los productos del stock del centro. De este modo, en el momento que realices una venta o factura a una sociedad; el programa aplica automáticamente el descuento del IRPF a la venta del cliente.

El IRPF se introduce de manera independiente en cada configuración de la cuota y del stock de la tienda. Para ello, accedemos al apartado Editar cuota / Configuración avanzada:

Y en el apartado IRPF introduces la deducción que se aplicará en la venta.

De este modo, cuando realizas la venta de este producto se aplica la retención del IRPF a la totalidad de la venta.

En el caso anterior, después de aplicar el IRPF a la cuota de 60 euros, se carga un total de 52,56 euros al cliente. En la siguiente imagen tienes el desglose del IRPF que encuentras en el recibo y la factura del cliente:

En la Contabilidad de tu centro aparecerá el total cobrado al cliente (52,56 euros).

Por último, comentar que si cobras al cliente un importe superior después de la retención del IRPF, tendrás que calcular el PVP de la cuota para que después de la reducción del IRPF quede el precio que deseas cobrar.

En el siguiente enlace tienes información sobre Cómo indicar que un cliente es una empresa o sociedad.

¿Encontró su respuesta?