En ocasiones, el cliente intenta acceder a la aplicación y la sesión está cerrada. En estos casos, rara vez el cliente recuerda la contraseña con la que accede a TIMP. Básicamente, porque nunca la ha utilizado o no la ha modificado desde su perfil de cliente.

En estas situaciones lo mejor es informar al cliente que acceda a través del link mágico.

1. El cliente accede a la aplicación y pulsa la opción de Prefiero recibir un link mágico.

2. A continuación, introducimos el correo electrónico con el que estamos dados de alta en el centro y pulsamos en Enviar Link Mágico.

3. Revisamos la bandeja de entrada de nuestro correo y buscamos el mail con el asunto Inicia sesión con un clic.

4. Abrimos el mail y pulsamos en la opción de INICAR SESIÓN.

De este modo, se accede a la aplicación con la sesión iniciada.

En los siguientes enlaces tienes más información:

¿Encontró su respuesta?