TIMP no envía correos electrónicos ni notificaciones de alertas, recordatorios o confirmaciones a cualquier cliente hasta que active su cuenta. Al activar su cuenta, el cliente verifica su correo electrónico y permite el envío de estas comunicaciones.

Para activar su cuenta el cliente tiene que acceder a la aplicación o la web de reservas como usuario del centro. Una vez accede por primera vez el correo electrónico es verificado.

Este paso es necesario para cumplir con las condiciones de privacidad y constatar que el cliente tiene control sobre su cuenta para seleccionar las preferencias de notificaciones. De este modo, el cliente toma el control de su cuenta y ya puede dejar de recibir notificaciones si así lo desea.

En los siguientes enlaces tienes más información:

¿Encontró su respuesta?